martes, 20 de octubre de 2009

Tu vuelo


Este era un día importante para las jóvenes águilas.

Se estaban preparando para su primer vuelo desde el nido.

Necesitaban alguien para darles la confianza
que algunas precisaban para completar su destino.

“¿Qué tan lejos puedo volar?” preguntó una de ellas.
¿Qué tan lejos puedes ver?” respondíó el Aguila Maestra.

“¿Qué tan alto puedo volar”? siguió preguntando la joven.
“¿Cuánto puedes abrir tus alas ?” respondió la vieja águila.

“¿Cuánto tiempo puedo volar ?” persistió la joven
“¿Qué lejos está el horizonte”? el tutor respondió.

“¿Cuánto puedo soñar?” siguió preguntando
“¿Cuánto puedes soñar?” sonrió la vieja y sabia águila.

“¿Cuánto puedo lograr?” continuó el joven aguilucho.
“¿Cuánto puedes creer ?” la desafió la vieja águila.

Frustrada por las bromas, el aguilucho reclamó: “¿por qué tú no contestas mis preguntas?”
“Lo hice”
“Sí. Pero tú las respondiste con preguntas.”
“Las respondí lo mejor que pude”

“Pero tú eres el Aguila Maestra. Se supone que sabes todo. Si tú no puedes responder estas preguntas, quién puede?

“Tú”, la vieja y sabia águila reafirmó.
“¿Yo? ¿Cómo?”

“Nadie puede decirte qué alto puedes volar o cuánto puedes soñar.
Es diferente para cada áquila. Nadie sobre esta tierra sabe tu potencial o qué hay en tu corazón. Sólo tú responderás eso.
La única cosa que te limita es el borde de tu imaginación.

"La joven águila, perpleja por esto, preguntó: “ ¿Qué debo hacer?”

“¡ Mira hacia el horizonte, abre tus alas y vuela !”

(from : The Power of Attitude by Tom Reilly)


4 comentarios:

Vero Cohen dijo...

Ahí esta el valor del primer paso, en este caso del primer vuelo. Tienes razón... nosotros le ponemos límites a nuestras realidades...

Mabel G. dijo...

Con mucho de sabiduría y un poquito de locura... puedes alcanzar el horizonte...
Gracias Vero por estar...!

Sol dijo...

Mabel es raro, no tengo casilla de mail a la vista para que recibir correo... trato de evitar eso para no tener problemas...
La verdad no se como puede ocurrir!!!
Besos cielo!!!
Te debo una visita con mas tiempo...

Mabel G. dijo...

Gracias por responder, ya que estoy preocupada... no sé cómo pudo haber pasado que todos los mensajes a tu blog, salgan automáticamente en mi correo.
Con más tiempo lo conversaremos.
Un beso y me encanta lo que escribes y cómo lo escribes...
Con todo mi cariño... Mabel