jueves, 31 de marzo de 2011

SIN PALABRAS

(por Alfredo Sabat, publicado en La Nación)

8 comentarios:

Malena dijo...

Soberbio, Alfredo, soberbio amiga:
Señales q nos envía Gaia... para recordarnos q hemos olvidado "cómo escuchar":
Cariño inmenso, Mab,

Male.

emejota dijo...

Lo bueno de que Gaía nos engulla es que en cualquier caso siempre formaremos parte suya, aunque no lo sepamos. Un fuerte abrazo.

Mabel G. dijo...

Gracias Malena y Emejota!
Aquí, en el interior de Argentina, y en muchos otros países sudamericanos, se le llama la PACHA MAMA que significa la Madre Tierra.
Es una creencia religiosa de los antiguos pueblos.
(pero como estoy alejada de todo lo religioso, dioses, diosas y deidades) yo le llamo Planeta Tierra y por eso debemos luchar, para salvar a nuestro UNICO planeta donde podemos vivir.
(además es precioso!!!!! )

Un beso muy fuerte para las dos, amigas!!!

La Araña Peluda dijo...

Estupenda, magnífica y muy ilustrativa imagen. A eso lo podríamos llamar el tsunami del hambre.

clariana dijo...

¡Fantástica y satírica imagen!
La ola del tsunami en secano, que es la cruel realidad de los países a los que pertenece el pobre niño que la contempla.
Y también cruel realidad para los japoneses, que aún siendo un país globalmente rico, no pueden escapar a las fuerzas de la Naturaleza, agravadas por la mala administración que del planeta hacemos los humanos. Un abrazo.

Mabel G. dijo...

Es que la imágen lo dice todo, no necesita un título siquiera.
Gracias Araña y Clariana !

Javier 16 dijo...

Es impactante la ironía magistral de algunos autores. Qué manera de abofetear la cara de la opulencia. Genial.

Saludos Mabel.

Mabel G. dijo...

Es realmente genial. Me impactó apenas ví.
Un abrazo, Javier!