domingo, 22 de mayo de 2011

La Sociedad ensuciante y enfermante.

Un querido amigo, me regaló hace un tiempo atrás,  un libro que estoy leyendo ahora y me parece de lo más interesante por sus consejos: "Lácteos y Trigo" de Néstor Palmetti.


En la prima parte de su libro, habla del "ensuciamiento cotidiano", sobre todo porque los consumimos pensando que forman parte de una dieta sana y,  por el contrario,  son causa de nuestros principales problemas crónicos degenerativos.


El autor se refiere principalmente a dos alimentos populares como son los lácteos y el trigo.

Y sigue diciendo:

"nuestros abuelos consumían leche y trigo sin tener problemas.
La respuesta es sencilla,
Primero, no recibían alimentos con tanto procesamiento industrial y tanta artificialización
Segundo, no ingerían tanto volumen como nosotros.
Tercero, estos eran sus únicos problemas alimentarios significativos, en un contexto general mucho más puro y saludable.
Cuarto, "quemaban" y "sudaban" mucho más que nosotros"

PROBLEMAS DE LOS LACTEOS
Grasa aterogénica y nada saludable
Oxicolesterol: el verdadero villano
El peligroso factor XO
Proteína mucógena y reactiva
Opiáceos adictivos y constipantes
Las malas compañías
Diferencia de especies
Desorden del calcio
Generación de osteoporosis
Aporte de antibióticos
Permeabilidad intestinal
Factor de crecimiento
Hormonas sintéticas
Lactosa indigesta
Exceso de vitamina D
Y esto no es todo…

PROBLEMAS DEL TRIGO
Proteína mucógena y reactiva
Opiáceos adictivos y constipantes
Las malas compañías
La manipulación agrícola
El procesamiento inadecuado
Ausencia de transformaciones biológicas
- El reverso de la moneda: pan germinado
Almidones: insospechado peligro blanco
- El almidón como nutriente humano
- La vía metabólica del almidón
- Los problemas del almidón crudo
- Los problemas del almidón muy cocido
..............................
Una lectura que recomiendo.

22 comentarios:

JOTAUVE dijo...

Los individuos de la especie humana son los únicos mamíferos que siguen consumiendo leche (bovina o caprina, generalmente) después del destete. Esto desde luego es un gran contrasentido biológico, pero no lo es en el caso del trigo, cereal básico en la alimentación de la humanidad, junto con el arroz, que es el más consumido en el mundo y fundamental para la subsistencia de cientos de millones de personas. El trigo es indispensable también y sus virtudes compensan con creces todos sus posibles inconvenientes.

Guille dijo...

Hola Mabel, sin dudas que es para meditarlo, de entrada puedo no estar de acuerdo con algunas cosas pero quisiera examinarlo un poco mas.
Estupenda entrada, para pensar.
Un abrazo.

emejota dijo...

Gracais Mabel, me parece super interesante. Solo se una cosita que conviene consumir con moderación, luego cada cual dispone de una genética y unas neuronas que "lo asistan..... o todo lo contrario" Beso.

Adolfo Payés dijo...

Gracias amiga por darlos momentos de meditación sobre el ser humano.. eres grande amiga y especial..



Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre..

Pablo dijo...

Mabel, tu comentario es muy actual. Ese libro me lo compraré. Mirá, mi tio sufre de celaquía y no puede probar ni trigo (especialmente trigo) ni cebada, centeno y otros más que no me acuerdo.
Le dijo el médico que cada vez hay más personas sufriendo esta enfermedad, que hasta los chicos la sufren.
Gracias por la entrada. Un abrazo.

Mabel G. dijo...

Estoy de acuerdo contigo, JV, que el trigo tendría que ser el alimento básico junto al maíz y el arroz, pero en el caso del primero (que abarca también al segundo) el trigo actual no es el mismo que el trigo originario. Según he estado estudiando en los últimos meses, el originario de la Mesopotamia, triticum monococum, tiene muy poco en común con el actual, triticum aestivum y durum, debido a sus variaciones transgénicas y todo eso gracias al progreso de la tecnología moderna y sus manipulaciones para obtener más cultivos en cualquier zona, temporada o clima. El problema está en la capacidad para digerirlos.
Con el arroz, por ejemplo, eso no ocurre a pesar de las manipulaciones tecnológicas.

Mabel G. dijo...

Sigo respondiendo a JV.
Según Jean Seignalet, en su libro "La alimentación, la 3ra. medicina" biólogo, se ha ignorado la lenta capacidad de adaptación de nuestro organismo ante cambios tan rápidos.
Este mismo científico señala que debido a una violenta mutación agrícola (por mano del homo sapiens) produjo en el hombre moderno diversas enfermedades.
Es cuestión de adentrarse en el tema y estudiar a fondo que es lo "menos venenoso" para comer.
Un abrazo.

Mabel G. dijo...

Emejota, mi abuelita de Galicia, decía que hasta el veneno en pequeñas dosis, no mata.... pero es que en este loco mundo de hoy, estamos rodeados de grandes dosis, ya que todo parecería estar contaminado o manipulado...
Es preocupante.
Un abrazo!

Mabel G. dijo...

Hola Guille! Es cierto lo que decís: es para pensarlo y estudiarlo más a fondo a través de profesionales genuinos e idóneos.
Pero el leer sobre el tema, es una puerta que se abre a la duda, sobre todo por el porcentaje de celiaquía que hay en la actualidad y que va en aumento. Hasta niños pequeños ya la padecen.
En poco tiempo, ya conocí a 5 personas que sufren de eso.
Un abrazo, amigo.

Mabel G. dijo...

Adolfo, gracias por tu siempre incondicional apoyo a mi blog, un abrazo muy fuerte para ti y tu hermosa familia, amigo poeta!

Mabel G. dijo...

Hola Pablo! hablando de Roma... tu tío es celíaco, entonces.
Mi profesora de yoga lo es también y me contó que para poder llegar a diagnosticarle esa enfermedad, le llevó mucho tiempo, porque, al parecer, la celiaquía tiene una sintomatología muy complicada y huidiza.
Según artículos médicos que he leído, 1 de cada 150 personas la están sufriendo, teniendo en cuenta que ese número es de personas que han ido al médico y se han hecho los estudios pertinentes. Pero no se sabe los que la sufrirán sin consultarlo con su médico de cabecera.
Es todo un tema y nosotros, los argentinos que somos tan "paneros"... y además con la factura (yo hace tiempo que casi no toco el pan y la factura la como de vez en cuando y muy poco)
El problema es que los celíacos no pueden ni acercarse al trigo, cebada, centeno y están en duda con la avena (aparte de dos o tres más que no recuerdo en este momento)
Un abrazo Pablo!

Javier 16 dijo...

Con la opulencia alimenticia, pretender quemar grasas sin mover un dedo y por medio de pastillas, no puede ser bueno de ninguna manera. Esta sociedad de enormes testículos o güevos acomodados en un nido de sofá frente al televisor, trae las malas consecuencias que comentas.
Muy buena entrada.
Ya se sabe;a ejercitar se ha dicho.

Saludos.

Mabel G. dijo...

Estoy de acuerdo, Javier, que cuando nuestros antepasados caminaban de una comarca a la otra para adquirir mercancías, visitar parientes, o simplemente caminar para recrearse con los paisajes, estas cosas no pasaban, ni estaban morbosamente obesos, además, los alimentos no eran manipulados, ni genéticamente modificados como lo están en el presente. Sin ir más lejos, los familiares de mi esposo, que viven en una comarca lucense, caminan kilómetros todos los días y están muy sanos, pese a la edad.
(Y tampoco comen Mac Donalds ni ninguna de esas "comidas basuras" )
Hay que modificar el "chip" para las nuevas generaciones.

Saludos !

Malena dijo...

Mab, leí los dos anteriores posts, y me encantó lo de tomar mate a esa altura (Quién pudiese estar allá?), así q como decís vos: La vida es bella (aunque sea de a ratos...)

En cuanto a este post, es muy cierto lo q dices... y debería ser objeto imptte de reflexión, además de q urge cambiar el chip...

Abzs del Alma (y si podés hazme una señal aunque sea chiquita en mi espacio, par saber q todo va bien, sí? Además quiero regalarte una :) allá...

BESOS PARA VOS y PARA CLAUDIO...

Mabel G. dijo...

Gracias Male, siempre tu gran dulzura para con tus amigos...
Por aquí, todo bien (muy atareados estos días)
¿y vos?
Ya te mando correo.
Besos muchos... miles!
Hasta todo momento.
...........
Lo de que hay que cambiar el chip...¡hay que cambiarlo! la comida está llena de veneno, con las manipulaciones agrícolas, los pesticidas, la falta de higiene... las modificaciones genéticas! es un desastre, Male!
¿adónde iremos a parar?

Spooky dijo...

Yo añadiría el azúcar. Desde que no como pan y azúcar he adelgazado 18 kilos, ahora estoy hecha una "sífilis" (como díría mi madre, en vez de sífide je,je). De verdad os lo digo: el azúcar es puro veneno.
De todos modos, si cambiamos la leche de vaca por la de soja, será bueno para las vacas pero no sé yo si la soja es muy buena, al menos la transgénica y estamos en las mismas. A ver si alguien aporta una solución.
Un beso guapa. ¿Cómo te puedo añadir en facebook?

Mabel G. dijo...

Yo tenía una vecina que era una "nueva rica" y dijo un día que había ido al Colón de Buenos Aires a ver el ballet "las sífilis" jejeje....
Mi lugar en F/book es Mabel Granata.
Lo del azúcar es cierto, Spooky! y me alegro que hayas rebajado tantos kilos, me tienes que enviar fotos!
Un enorme abrazo y TE FELICITO,
¡good on you!

Spooky dijo...

You can see me in facebook darling.
Big kisses

Spooky dijo...

Te he buscado pero la única Mabel Granata no pacere ser tú. Hay en las fotos un chico con gafas de sol. No me he atrevido a incluirlo como amiga por si acaso. Ya me dirás.
Un abrazo.

Mabel G. dijo...

YA TE MANDÉ MI LINK Y ENCONTRÉ EL TUYO: ESTÁS PRECIOSA SPOOKY!!!!
Te felicito!
Un abrazo.

Spooky dijo...

Ja,ja. El secreto está en hacer un millón de fotos y escoger las que estoy menos horrorosa. Así doy el pego.
Un besote.

Mabel G. dijo...

You´re putting yourself down...
and that´s NO FAIR!

Un besote requetegrandote!