martes, 18 de enero de 2011

¿TAURINOS BUENOS?





(tal vez tendríamos que re-definir URGENTEMENTE el adjetivo  "BUENA/BUENO")
.............................................................................................

 FRAGMENTO DE UN MENSAJE MIO,  ENVIADO A UNA PERSONA AMIGA




"....Quiero que sepas que no puedo, ni quiero -  bajo ningún concepto - comprender a un taurino ¿y sabes por qué? porque el taurino no está defendiendo ninguna postura filósofíca con la cual yo esté en desacuerdo, está por la labor de GUSTARLE y DISFRUTAR con la tortura de un animal.
Eso me hace ponerlos A TODOS en un apartado social con un cartel que dice: LOCOS - PSICOPATAS - ASESINOS DE ANIMALES.
¿cómo entonces puedo aceptar que me digan que hay "taurinos buenos" ? ¡no podría nunca!
Puedo decir que hay sacerdotes buenos, aunque soy atea, pero sé que los hay y que hacen mucho bien a mucha gente y se sacrifican por sus fieles.
Puedo decir que hay personas de Derecha,  buenas, aunque soy de Izquierdas, pero sé que las hay y tienen sentimientos nobles hacia la sociedad.
Pero NUNCA podría decir que hay taurinos buenos, pues es una total contradicción.
no se puede ser bueno gustándole la tortura animal y disfrutando con ella... "


58 comentarios:

vivi dijo...

Asi se habla, sin medias tintas ....lo más peligroso no es quien ataca lo que se defiende, sino, quien desvirtúa, confunde o relativiza

Marisa dijo...

Que será un taurino “Bueno”. ¡Solo imagino un taurino que tiene mala puntería!
Incompresible vida de taurino!
Saludos Mabel.

Masgüel dijo...

"Quiero que sepas que no puedo, ni quiero - bajo ningún concepto - comprender a un taurino"

Sí señora, que se vea el espíritu científico e inquisitivo.¡Cómo está el patio!. Así que los aficionados a la tauromaquia son unos malvados sin excepción y encima te lo aplauden.

"lo más peligroso no es quien ataca lo que se defiende, sino, quien desvirtúa, confunde o relativiza."

No tiene desperdicio. O conmigo o contra mí. No se hacen prisioneros.

Pero es que fallas en lo más básico. La tauromaquia es cruel, porque el toro sufre, pero no es sádica, porque el aficionado no tiene en cuenta ese sufrimiento, ni para disfrutarlo ni para compadecerlo. Si acaso lo último en ocasiones que el matador es muy torpe, la agonía del animal se prolonga y es protestado.

Mi veganismo no ha resentido mi afición a la tauromaquia. No me llevaré un disgusto el día que se prohiba definitivamente, pero sigo siendo capaz de disfrutar una faena meritoria. Hace años que no voy a la plaza, pero de vez en cuando me paso a ver una corrida por televisión en casa de mi padre. Aunque la ganadería extensiva de reses bravas en las dehesas apenas tiene impacto ecológico, sería dificil hacer excepciones. El suministro de alimentos para los nueve mil millones de seres humanos que viviremos en el planeta mediado el siglo, requiere que abandonemos la ganadería y dejemos de usar el setenta por ciento del suelo cultivable en piensos para ganado.

La empatía hacia el sufrimiento animal, pese al comentarista anterior, es relativa a un contexto cultural y un sinnúmero de circunstancias personales. Claro que me da pena ver el sufrimento del toro, especialmente con toros mansos que rehuyen la pelea. Pero también soy capaz de apreciar el valor y el arte de una faena maestra, a pesar de la crueldad que implica. Es un rito bárbaro, no malvado. Hervir crustaceos vivos no es menos cruel, pero yo no retiro el saludo a nadie por cocinar cangrejos, aunque yo no los coma. Ni el cocinero ni aficionado a los toros disfruta el sufrimiento del animal. Procura no tenerlo en cuenta precisamente para no tener que compadecerse. Porque, aunque entumecido, también tienen su corazoncito.

clariana dijo...

Creo que estamos a años luz de considerar a los animales como un ser más del planeta, con sus derechos y merecedores de un mínimo respeto. Ésto es evidente que en la plaza de toros no se da, que en muchos mataderos y lugares donde se cría ganado no se da, que en el transporte de animales no se da.
Mabel ser "bueno" es muy complicado, creo que ninguno de nosotros somos buenos en su totalidad, que todos quien más quien menos, tenemos un ángel y un diablo dentro, por así decirlo. Lo que es evidente que los taurinos pueden ser buenos en otros ámbitos, quizás con las personas, pero como tú dices, con los animales de la plaza no lo son. Y creo que ésto lleva a confusiones.
Si tú les declaras la guerra por lo que hacen con los animales en la plaza, estás en todo tu derecho. Yo me posiciono en tratar de entender alguna postura más moderada como tú sabes, pero ello no quiere decir que no haga por combatir esta barbaridad. Un abrazo y que sepas que te entiendo.

Spooky dijo...

Un taurino bueno es como un analfabeto escritor, es imposible. Y en cuanto a ser vegano y taurino también es imposible, lo siento pero no eres vegano. El veganismo es una filosofía de vida que implica no perjudicar (dentro de lo posible) a ningún animal. Si vas a ver una corrida de toros no eres vegano aunque no comas carne, ni pescado, ni huevos, ni leche. No sé qué eres, pero desde luego vegano ni hablar.

Masgüel dijo...

Veganismo es un término polisémico. Para unos es un vegetariano estricto que no come huevos ni lácteos. Yo soy vegano en ese sentido. Para otros veganismo es una filosofía moral de corte animalista. Yo no comparto esa filosofía y en ese sentido no soy vegano. Uso el término en la primera acepción simplemente para abreviar.

Spooky dijo...

Vale, vegetariano estricto sí, pero no vegano.
Es curioso que haces lo difícil: no alimentarte de ningún producto animal y sin embargo, eres taurino. No lo entiendo.

Masgüel dijo...

Pues es muy fácil. Hay diversos motivos para hacerse vegetariano. Yo soy ecologista pero no animalista. No experimento empatía por ningún animal que no sea ave o mamífero. De todas formas estaría en contra de la industria ganadera aunque ofreciese una vida digna y una muerte indolora al ganado, sencillamente porque con una población que probablemente se estabilice en torno a los nueve o diez mil millones de seres humanos, no podemos dedicar tierra de cultivo a piensos para ganado.

Yo siento pena del toro, pero a la vez entiendo y disfruto una tanda de pases bien hecha. Cuando una faena se hace bien, el toro, después de cinco años de vida regalada en la dehesa y unos días en toriles, permanece menos de veinte minutos en el ruedo, recibe una herida a nivel epitelial (la divisa), ocho a nivel muscular (dos baras y seis banderillas), una en los órganos internos (espada) y otro en la médula espinal que acaba con su vida. Cualquier herbívoro al ser devorado en su ecosistema natural sufre mucho más. ¿Tú puedes ver y disfrutar un documental de leones bien hecho?. Pues a mí con una corrida de toros me pasa lo mismo. El hombre es el mayor predador del planeta. Ese es el nicho ecológico que hemos conquistado con la tecnología. Se trata de que nuestra conducta nos permita continuar en ese lugar de forma sostenible y eso tiene un precio. Mientras no aprendamos a controlar la población (yo ya me he hecho una vasectomía), hoy por hoy, la ganadería es un lujo insostenible y los grandes barcos factoría están dejando los mares desiertos.

En una de las conferencias TED escuché en una idea interesante. La entomofagia. La producción de insectos tiene un coste ecológico similar a la agriculura y su proteína es más sana que la de otras carnes. Por lo visto ya hay plantas que producen harinas cárnicas con gusanos. Yo no tendría problema en abandonar mi vegetarianismo por productos derivados de insectos pero quizá sean desplazados por la micoproteína, ahora que Quorn ha perdido los derechos de patente.

Javier 16 dijo...

Da la impresión Masgüel, que por el hecho de ser gracias a nuestra tecnología los dueños del mundo, tengamos la potestad de masacrarlo a nuestro antojo, dando por justificada la acción de la especie humana sobre todos los seres vivos.
Si somos humanos, deberíamos de demostrarlo comportándonos cómo tal, y no imitando para nuestra vergüenza (la tauromaquia) a los leones, las hienas, los cocodrilos; en fin, todas las salvajadas de lo animales salvajes. Que, por supuesto, ellos al ser salvajes, tienen la única opción de comportarse como salvajes.

A mi me cuesta escuchar a los taurinos dando sus argumentos sobre el tema. Y, no los termino de escuchar, sino que les invito a que no me calienten la cabeza si se alargan demasiado, con historias irracionales.

Saludos.

Masgüel dijo...

No solo no tenemos potestad para masacrar el mundo a nuestro antojo. En mi opinión, dado que de no sabemos si hay vida fuera de nuestro planeta, tenemos la obligación de proteger la que hay en él. El ser humano es parte de la biosfera terrestre y no puede sobrevivir sin ella. El ecologismo es pragmatismo.

Javier, los seres humanos somos animales salvajes y amorosos al mismo tiempo. Una madre no quería menos a su hijo hace un millón de años y sin embargo la antropofagia ha perdurado hasta antesdeayer. En Borneo todavía queda algún viejecillo que conoce el sabor de la carne humana. Pero todo lo que ha hecho el hombre, desde la guerra con hachas piedras hasta el vuelo en parapente merece mi atención si implica habilidad y valor, aunque me parezca moralmente reprensible. El toreo bien hecho requiere ambas cosas.

Como digo, yo no protestaré si los ciudadanos deciden abolir la tauromaquia, porque la empatía hacia el sufrimiento ajeno me parece un valor a fomentar y por mucho que que la tauromaquia tenga valor antropológico como último rito sacrificial en el que los oficiantes arriesgan la vida, comprendo que es un anacronismo destinado a desaparecer.

Mabel G. dijo...

Ya responderé a todos y a cada uno.
Pero ahora, sólo transcribiré un pensamiento de Gandhi, con el cual estoy TOTALMENTE de acuerdo:
"Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible."
Mahatma Gandhi

LA VIDA ES UN TODO INDIVISIBLE ...

soy... dijo...

En mi pensamiento nunca ha caminado el tema taurino, lo que se (vaya que es poco) lo he leido en este blog y en otros enlazados aquí. Resumiendo, no siento emociones cuando hablo sobre toreo. Claro, si me preguntan si simpatizo con eso, pues digo inmediatamente que no, que lo veo absurdo y que no se por que rayos me llega a la mente Roma cuando veo en fotos o videos una plaza de esas.

Oliendo donde guisan (como decimos por mi zona) me surge la siguiente cuestión, si los taurinos pueden ser considerados "LOCOS - PSICOPATAS - ASESINOS DE ANIMALES." ¿Que hacemos con ellos?

Luego de eliminar la sangrienta diversión, algo debemos hacer con esas miles de personas. No hay dudas que la pasión se podría trasladar a otra esfera de "entretenimiento".

Pero nada, es el problema de las tradiciones. Los gallos, el boxeo, la pesca (que lio, me gusta la pesca en rios), ballenas y un largo etc.

MAD-MEDIA dijo...

Ya lo dice el refrán: el mejor taurino es el taurino abolido.

José Enrique dijo...

La verdad es que casi todas las aportaciones son muy interesantes, y dado que la entrada del blog está relacionada con un comentario que le hice a Mabel, y que sostengo, y cómo no tengo ningún interés en debatir sobre algo que tengo muy claro, haré sólo alguna puntualización.
A Vivi, le diré que siento ser más peligroso que un taurino. Ahí está mi trabajo para quieb sepa apreciarlo.
A Masquel le diré que no es comparable el sufrimiento de un animal en la naturaleza cuando es depredado por otro, con el de un toro en una plaza. ¡Que manera de simplificar el tercio de puyas, banderillas, y el de la muerte! Aparte de que las lesiones son mucho más graves de lo que dices, hay muchas otras alteraciones que el ojo humano no es capaz de percibir. Si te interesa, puedes buscar mi intervención en el Parlamento catalán al respecto. La tienes en mi blog cavicornio.blogspot.com en la columna de la derecha.
La opinión más acertada creo que es la de Clariana. Llevo 28 años de veterinario y el ser respetuoso al máximo con los animales, no implica ser una gran persona. Hay humanos capaces de amar intensamente a su perro, a su gato, o al aguila imperial, y que no tienen el menor reparo en acuchillar o pegarle un tiro a un semejante. Os recuerdo que Hitler era un hombre muy respetuoso con loa animales.
Saludos a todos.

Mabel G. dijo...

Hola Vivi, gracias por dejar un comentario en mi post. Con respecto a "las medias tintas", es cierto lo que dices: es mi manera de ir por la vida, mi modus operandi, tengo las ideas muy claras: soy adulta, soy profesional, he vivido en muchas y distintas idiosincracias, sé lo que quiero y lo que aparto de mi vida.
Además, sé rotular las situaciones con las cuales me enfrento en mi día a día.
Un abrazo

Mabel G. dijo...

Marisa, gracias por tu constante presencia amiga y te felicito por tu Blog y el éxito del mismo, más que merecido.
Besos.

Mabel G. dijo...

MasgÜel...¿qué te puedo decir?
Aunque llena de incongruencias tu respuesta, agradezco tu aporte.

Mabel G. dijo...

Clariana, me alegra que a través de mi pregunta te hayas posicionado más firmemente en tu opinión. Estamos en el mismo barco - salvando lo de "taurinos buenos" (cosa que no acepto, ni NUNCA aceptaré)- y lo principal es luchar para que se acabe esta barbarie de una vez por todas. ESA DEBE SER NUESTRA META COMO ANTITAURINAS QUE SOMOS (los detalles los dejaremos antes de pasar en limpio la historia de esta lucha)
Un abrazo, amiga y gracias.

Masgüel dijo...

"Aparte de que las lesiones son mucho más graves de lo que dices."

Por eso he dicho que mi descripción corresponde a una faena bien hecha. A menudo cae alguna vara más, una segunda o tercera estocada o más de un intento de descabello. Pero en cuanto a gravedad, no creo haberme quedado corto. Una espada atravesando el torax y un cuchillo entre las vértebras produce heridas mortales. No entiendo cómo podrían ser más graves.

Mabel G. dijo...

Spooky, tú siempre "straight forward", por eso me agrada el ímpetu de tu Garrulus Sanguinarius, en esta lucha abierta.
Un beso !!! y gracias XXXXXX

Spooky dijo...

Las lesiones son tan graves que el toro tiene la desfachatez de morirse y todo, en las buenas y malas faenas. ¡Menuda faena!
El hecho que el ser humano esté por encima de las demás especies no sólo no le da derecho a explotarlas, esclavizarlas, torturarlas y matarlas, todo lo contrario, tenemos la responsabilidad de protegerlas y respetarlas, precisamente porque son más frágiles y débiles que nosotros. Un toro por muy fuerte que sea, no deja de tener un cerebro más rudimentario que el nuestro. Entra en una plaza de toros sin entender nada y muere torturado de una manera atroz sólo para divertir a unos cuantos simios agresivos que encuentran muy artísticas la muerte y la tortura. A mi entender, es como torturar y matar a un niño pequeño o a un deficiente mental, por mucha fuerza física que puderan tener, el humano abusa de su superioridad, se aprovecha de manera canalla y miserable de su condición.
Sí, se puede argumentar que somos depredadores pero con la diferencia que distinguimos perfectamente entre el bien y el mal, un lobo o un león no. No tenemos excusa o coartada, si dañamos a otro ser vivo, especialmente sin ninguna razón válida, eso está mal y el ignorar o disfrutar con el sufrimiento de otro ser nos hace psicópatas como bien dice Mabel. Psicópatas selectivos, quizás, pero psicópatas.

Masgüel dijo...

"El hecho que el ser humano esté por encima de las demás especies no sólo no le da derecho a explotarlas, esclavizarlas, torturarlas y matarlas, todo lo contrario, tenemos la responsabilidad de protegerlas y respetarlas, precisamente porque son más frágiles y débiles que nosotros."

Ni los hombres ni los animales tienen más derechos que los que los hombres inventamos y otorgamos. Lo que propones es un iusnaturalismo de extracción cristiana aplicado a la relación de los hombres con los animales. Por mi educación, participo de esa sensibilidad y empatizo con el sufrimiento ajeno (humano o animal), pero ni el derecho es natural ni la crueldad humana es patológica. El sadismo sí me parece patológico, pero ese es el quid de la cuestión. Os empeñais en hacer del aficionado a los toros un sádico que disfruta del sufrimiento del toro y mientras persistais en ese error, no entendereis nada. Pero, como desde el principio de la entrada, la autora ha dejado claro que no le interesa entender, que no le valen medias tintas ni matices, con esa actitud no puede abordarse el tema (ni ninguno) atendiendo a su irreducible complejidad.

"Con respecto a las medias tintas, es cierto lo que dices: es mi manera de ir por la vida, mi modus operandi, tengo las ideas muy claras: soy adulta, soy profesional, he vivido en muchas y distintas idiosincracias, sé lo que quiero y lo que aparto de mi vida. Además, sé rotular las situaciones con las cuales me enfrento en mi día a día."

El pensamiento inercial basado en rótulos y etiquetas simplifica los problemas. Resulta más cómodo, pero el mundo en todas sus facetas es mucho más complejo que nuestros reducidos esquemas. Conviene empezar a asumirlo, a pensar y actuar en consecuencia.


P.D. Si abuso de mi participación me lo decís.

Mabel G. dijo...

Soy, hoy te estaba por responder pero mi PC se quedó sin conexión.
Dices:
"me surge la siguiente cuestión, si los taurinos pueden ser considerados "LOCOS - PSICOPATAS - ASESINOS DE ANIMALES." ¿Que hacemos con ellos?"
Ese no sería nuestro problema antitaurino, realmente....aunque como sugerencia te diría que tal vez el estado podría conseguirles "entretenimientos" que no implicaran el sufrimiento animal, hasta que con el tiempo se fueran humanamente "purificando".
También hablas de la pesca, los gallos, el boxeo... (y hay muchos horrores más) pero ninguno supera a los horrores taurinos que es el SÚMMUM de la tortura y la humillación de un animal y que encima lo consideran FIESTA /ARTE ... y todo ese sinsentido.
Gracias amigo pero aun espero una respuesta a mi pregunta:
"¿Taurinos buenos?"

tú crees que puede haberlos o me dirás tú también algo así (o diferente)

"no creo en los taurinos buenos mais haberlos haylos..."
Un saludo afectuoso

Mabel G. dijo...

Rull, me gustó tu respuesta breve y concisa:
"Ya lo dice el refrán: el mejor taurino es el taurino abolido"

Mabel G. dijo...

José Enrique, el problema (si es que existe) es que yo también tengo muy claro este asunto.
Sé que en tu profesión de veterinario te habrás encontrado con taurinos llevando sus mascotas a que se las cures. No tengo ninguna duda acerca de ello, pero eso no los hace buenos.
Repito lo de Mahtma Gandhi
"Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible." y lo repito porque es más cierto que la copa de un pino.

Nombraste a Hitler, que "era un hombre muy respetuoso con los animales". De lo que sé por la historia escrita, es que él adoraba a sus German Shepperds, es cierto, pero ¿te cuestionaste alguna vez si no tendría tendencias "taurinas (el perfil lo da como para así acreditarlo)

Has dicho:"Llevo 28 años de veterinario y el ser respetuoso al máximo con los animales, no implica ser una gran persona"
Nunca mencioné algo como que un antitaurino fuera una "gran persona" (no saquemos las cosas de contexto que eso no lo "absorbo") sólo expliqué mi punto de vista acerca de las personas que no son "buenas" porque festejan la tortura de un animal y dicen que es CULTURA y otras incoherencias archisabidas. Y mi punto es totalmente válido.
No dejo de reconocer - y mucho - tu lucha abierta contra estas aberraciones taurinas, pero en cuanto a ciertos conceptos llevados a un extremo, estamos en polos opuestos.
Yo seguiré como siempre mi batalla privada y personal en contra de todo esto y también seguiré exponiendo mis ideas como siempre lo hice a lo largo de mis años, sin formalismos, sin protocolos y de una manera totalmente frontal y sincera.

Mabel G. dijo...

Masgüel:
"Si abuso de mi participación me lo decís"
Para nada Masgüel, este es un blog democrático y abierto.
Y de las discusiones siempre algo bueno sale (no siempre, pero... casi siempre)

Mabel G. dijo...

Spooky
"Sí, se puede argumentar que somos depredadores pero con la diferencia que distinguimos perfectamente entre el bien y el mal, un lobo o un león no. No tenemos excusa o coartada, si dañamos a otro ser vivo, especialmente sin ninguna razón válida, eso está mal y el ignorar o disfrutar con el sufrimiento de otro ser nos hace psicópatas como bien dice Mabel. Psicópatas selectivos, quizás, pero psicópata"
.....
Es tan acertado lo que has dicho
"EL IGNORAR O DISFRUTAR CON EL SUFRIMIENTO DE OTRO SER"
Y vuelvo a lo mismo: ¿cómo pueden haber taurinos buenos ?
¡¡¡ No cuaja !!!
Un beso, amiga !

soy... dijo...

Mabel

"Gracias amigo pero aun espero una respuesta a mi pregunta:
"¿Taurinos buenos?" "

"tú crees que puede haberlos o me dirás tú también algo así (o diferente)..."

Eso es mas complejo. Las personas no se clasifican por su "entretenimiento". Si a una persona le gusta eso de ver matar toros o delfines, etc. ella misma ama profundamente a su amigo, a su hermano, a desconocidos, que por sensibilidad social hace empatías con sus debilidades o sufrimientos etc., las puedes ver en el cine llorando con una escena de una pelicula o cantando emocionada una canción que le recuerda su infancia o a algun amor que tuvo.

Nuestros heroes patrios son un excelente ejemplo de que una persona es más de lo que hace; si imaginamos las batallas en las que participaron los veremos dando machetazos, cortando brazos y cabezas sin ningún remordimiento, ordenando por conveniencia bélica fusilamientos masivos, etc.

La lucha en contra del sufrimiento y masacre animal no determina si se es bueno o malo al simpatizar o no con ello. Así como no se puede decir que si perteneces a determinada clase social y compras autos modernos y consumes en combustible y en banalidades en un solo mes, más dinero que el que consumen en alimento en un cuatrimestre, una familia que pertenezca al estrato mas bajo en el orden socioeconomico de la sociedad en que vives. El mismo hecho comprobado de que una persona tenga la posibilidad de cambiar de gustos y preferencias nos indica claramente que debemos tener otros juicios complementarios para poder decir así, de manera taxativa que hay o no taurinos buenos.

En ese punto me quedo con el comentario de Clariana y con estas sutilmente sabias palabras tuyas (que me indican que endureces a conveniencia para que tu oposición a las corridas se sienta con más peso):

"...y lo principal es luchar para que se acabe esta barbarie de una vez por todas. ESA DEBE SER NUESTRA META COMO ANTITAURINAS QUE SOMOS (los detalles los dejaremos antes de pasar en limpio la historia de esta lucha)."

Gracias por responderme en cada ocasión que te dejo comentarios.

Mabel G. dijo...

"Las personas no se clasifican por "su "entretenimiento". Si a una persona le gusta eso de ver matar toros o delfines, etc. ella misma ama profundamente a su amigo, a su hermano, a desconocidos, que por sensibilidad social hace empatías con sus debilidades o sufrimientos etc., las puedes ver en el cine llorando con una escena de una pelicula o cantando emocionada una canción que le recuerda su infancia o a algun amor que tuvo."
Querido amigo, no puedo dejar de repetir la frase de Gandhi (pues es la que abarca todo lo que siento)"Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible."
Sensibilidad/sentimientos, es una cosa
Sensiblería/sentimentalismo,es otra cosa.
Pero agradezco tu buena voluntad en responder este último pedacito. A tu "Gracias por responderme en cada ocasión que te dejo comentarios" te respondo:
No podría ser de otra forma, amigo.

Spooky dijo...

Eso es lo que yo llamo psicopatía selectiva (es una idea mía) en la que metemos en nuestro círculo de compasión a unos pero excluimos a otros, y es algo que hacemos todos de una manera u otra. Cuanto más pequeño sea el círculo más psicópata se es. Una persona puede amar a su familia y quizás a algunos amigos pero le importan un pito las demás personas y los animales por lo que su círculo es muy estrecho. Otros meten en ese círculo de compasión algunos animales como los perros y los gatos pero no las vacas y las gallinas, etc. Luego estaría el psicópata total que no siente compasión por nadie, no sabe lo que es la empatía, estos son muy peligrosos, ¡mucho cuidado con ellos!
En cuanto al derecho natural, sólo hay una ley válida: "no hagas a los demás lo que no quieras para ti". Podría comprender a alguien que matara porque no tuviera otro remedio para comer, pero por capricho es inaceptable.
El toro quiere vivir y que le dejen en paz, el torero quiere lucirse haciendo pases y poses pintureras. Creo que las prioridades no pueden estar más contrapuestas: la vida de uno por el "lucimiento artístico" (cosa que se podría discutir mucho) de otro. Una prioridad es vital, la otra trivial y absurda. Y en eso tienes razón, no soy capaz de comprender nada.

Mabel G. dijo...

Tu "Psicopatía Selectiva" es, dentro de la PSICOPATÍA, una subdivisión exacta, perfectamente explicada y encaja con la actitud recurrente de estas personas... y la adopto.
Ayer tuve una larga e intensa charla con mi esposo respecto a este tema y a mi entrada en el blog, ya que él piensa que todo esto es un problema derivado de la ignorancia no sólo en el área del saber sino de la ignorancia de los propios sentimientos: no saben cómo amar a los animales, no saben y ni siquiera se lo imaginaron (ni se lo enseñaron), que los animales sufren. Puede que haya casos en que estas características se cumplan...en ciertas personas ¡claro! pero mi punto de vista es que los SENTIMIENTOS no se pueden aprender(se pueden perfeccionar- eso sí -) son innatos de una persona ¡O NO!(como en el caso de los taurinos)
Yo los tildo de PSICÓPATAS, ya que las personas que sufren de psicopatías, carecen de la noción de piedad hacia lo que los rodea (o hacia lo que está fuera de su PSICOPATÍA SELECTIVA, como tan bien la has definido)
Las normas sociales, los derechos individuales, la compasión, no significan nada para ellos.
No los llamo PSICÓPATAS como para denigrarlos (tengo otros términos más fuertes para ello) los llamo PSICÓPATAS porque lo son.
Y un PSICÓPATA no puede NUNCA ser una buena persona.
....................
Yo tampoco puedo comprender muchas cosas, Spooky!!

Have a good day !
XXXX

Spooky dijo...

Exacto Mabel. Los taurinos ignoran, desprecian e incluso disfrutan del sufrimiento del toro. El interés de estas personas es ver un tipejo con mallas ajustadas marcando paquete haciendo poses de chulo-playa, el interés del toro es simplemente que le dejen en paz, que le dejen vivir. ¿Por qué se ignora el interés del animal que es razonable y vital por el del otro animal que es trivial y absurdo? Porque el animal supuestamente racional abusa de su poder, lo hace porque le da la gana, porque puede, porque sí, por que le sale de "ahí" y que si ellos disfrutan, que se joda (con perdón) ese bicho inferior, que a fin de cuentas ni siquiera es de nuestra especie. ¿Qué les parecería si se lo hicieran a ellos? ¿Les parecería la mar de artístico o una putada monumental?
Por desgracia, los animales no pueden defender sus derechos, dependen de "los otros humanos" para que los defiendan y no lo debemos hacer muy bien, porque visto lo visto, los animales están fatal.
Un beso Mabel.

Eli Popotamo dijo...

Me da cólera y frustración que la mayoría de antitaurinos sean tan estúpidos. Cada vez que tengo que defender mi postura (la antitaurina desde luego), siempre tengo que empezar por decir que yo no pertenezco a esa rama pedante, inculta y ofuscada de antitaurinos incapaces de esgrimir argumentos descentes más allá de la bilis que destilan.

Mira la cagada que dices:

"Pero NUNCA podría decir que hay taurinos buenos, pues es una total contradicción. no se puede ser bueno gustándole la tortura animal y disfrutando con ella... "

¿Cuántos taurinos conoces? ¿Quién eres para decir qué es bueno y qué malo? ¿Te parece que se puede generalizar de esa manera, llegando a creer que existe una deducción absoluta?

Te pudres en tu propio dogma y en tu doctrina incuestionable. Nada más alejado de la ciencia. Es el problema de partir siempre de algo absoluto para de ahí deducir todo lo demás, en vez de hacerlo al revés.

Y ya párala con Gandhi, voy a pensar que uno de sus seguidores te ha follado rico.

Me llego a cuestionar si mis convicciones están bien, de encontrar tanta brutalidad en mi propio bando.

Hasta nunca, fea Mabel.

Mabel G. dijo...

Recuerdo algo que me dijo la Araña Peluda hace un tiempo: "no hay nada más reconfortante que la sensación que se experimenta cuando en tu blog entra un troll..."

¡¡¡cuánta razón tenías ARAÑA !!!

(no seré taaaaannnnn bonita como tú, HIPOPÓTAMO, pero tengo mis encantos jejejejeje)

y si pasas por algún río: ZAMBÚLLETE !

Spooky dijo...

¿Cuántos taurinos conoces tú hipopótamo? Para ser antitaurino "softcore" eres bastante "brutal", como dices tú, con los de "tu propio bando". ¿Cómo defenderías tú tu postura. Si es que la tienes?
Y no sé qué tiene que ver la belleza o fealdad de la gente para criticar posturas taurinas o antitaurinas. Eso de llamarle fea a Mabel es un tanto infantiloide, la verdad. Es un insulto de un niño de cinco años.
Patético.

Mabel G. dijo...

Sabes Spooky que hay tres edades en el ser humano:
*la cronológica
*la mental
*la social
cuando estas tres edades se corresponden entre sí, se habla de una persona "normal".
Si alguna de las tres es inferior a la cronológica (como en el caso de este Hipopótamo, el cual y por seguro, tiene las edades mental y la social muy por debajo de la cronológica) se habla de "subnormalidad" u "oligofrenia".
........
Gracias Spooky por tu apoyo!

Spooky dijo...

Es que hay gente ridícula. Podemos equivocarnos al defender nuestras posturas, no digo que no, pero si no está de acuerdo con tus ideas lo puede decir de una manera más constructiva y no insultando como un colegial cabreado.
Precisamente peca de lo que critica. Mira lo que dice:
"Me da cólera y frustración que la mayoría de antitaurinos sean tan estúpidos. Cada vez que tengo que defender mi postura (la antitaurina desde luego), siempre tengo que empezar por decir que yo no pertenezco a esa rama pedante, inculta y ofuscada de antitaurinos incapaces de esgrimir argumentos descentes más allá de la bilis que destilan".
Pues tómate un valium y tranquilizate, majo, porque los antitaurinos echarán bilis pero tu echas baba venenosa.
No sé cómo los espasmos de rabia le han permitido escribir algo, la verdad.

Bartolomé dijo...

Hola Mabel

Con tu post le estás diciendo locos, psicópatas y malas personas a mi madre, a mi padre, una ex novia que tuve, algunos amigos y familiares...

No me parece muy razonada tu postura. No creo que conozcas a todos los taurinos del mundo. ¿Sabes lo que significa psicópata? No creo, sino emplearías bien el término.

Estás insultando a mucha gente, ni siquiera a sus ideas, sino a las personas. Yo he ido a los toros algunas veces y no me gusta, pero no me parece bien que ofendas de esa manera. Te equivocas mucho.

Mabel G. dijo...

Si tú y tu gente disfrutan de la tortura aplicada al pobre animal,
eso significa que no tenéis compasión y los psicópatas se caracterizan precisamente por eso.
Ojalá no hubieran personas con esas inclinaciones para que yo no tuviera que catalogarlos de tan drástica forma.
Lo siento Bartolomé, pero no creo que me equivoque. Trata de observar tus sentimientos hacia esos pobres seres atravesados por hierros y gritando de dolor (sin olvidarnos de los caballos)y dime tú como te categorizas como ser humano.

Bartolomé dijo...

¿Eres consciente de lo que sufre un pollo antes de que te lo comas? Dicho sea de paso, los pollos no están preparados para eso, los toros sí para la pelea. Evidentemente, ningún caso es necesario para la supervivencia.

Y te equivocas Mabel, la compasión por los animales no siempre va de la mano con la compasión por los seres humanos. A Hitler le gustaban mucho los perritos y ya ves tú. Ecología profunda, las normas de limpieza étnica del tercer Reich.

Mabel G. dijo...

Ay Bartolomé.... cuántas falacias en tus conceptos!
Tu dices:
"Eres consciente de lo que sufre un pollo antes de que te lo comas?"
Todos los animales sufren cuando se los matan... y llegará el día en el cual el ser humano también prescinda de esa matanza innecesaria y se dedique a comer vegetales, hortalizas, frutas... Pero el pseudo "arte/deporte" taurino está en el pináculo del sufrimiento y humillación de un animal en manos de algunos brutales Homo Sapiens, encima, rodeado de un gentío - no menos brutal que el que tortura y mata- convertido en masa informe gozando con su sufrimiento: ¡OLÉ ! por cada hierro metido en su cuerpo ...¡OLÉ!...(¿eso es lo que haces tú, tu familia y tu ex novia ?)
Además cuando se mata a un pollo o en el matadero a una vaca, no se le nombra FIESTA NACIONAL, no suenan los paso dobles, no mueren caballos, ni hay payasos llevados en andas aclamados por haber torturado al animal, con sus plumas, orejas o rabo en la mano....¡ de qué hablas, Bartolomé!
Agregas:
"Dicho sea de paso, los pollos no están preparados para eso, los toros sí para la pelea"
¡quien te ha contado semejante historia!
Lee el blog Cavicornio http://cavicornio.blogspot.com/
y el blog Veterinario
http://www.blogveterinario.com/
y te enterarás para que están preparadas esos pobres bovinos herbívoros... a los que masacráis.

Dime Bartolomé:¿te has detenido alguna vez a pensar seriamente en su su sufrimiento? No puedes estar tan absolutamente obnubilado por todo lo que te han enseñado desde pequeño y disfrutar con este abominable y aborrecible ensañamiento con un animal.
Te duele que te haya puesto en la categoría de "no buenos", a ti, a tu familia, a tu ex-novia. ¿eres, acaso una persona sensible?
Si lo eres, RECAPACITA. Sólo concéntrate en el animal y su sufrimiento. Tal vez, algún día, te des cuenta.

Spooky dijo...

Vale quizás no sea adecuado hablar de manera generalizada, sin matizar y sin explicar las razones que llevan a ciertas conclusiones.
Pero resulta llamativo que personas que se consideran normales o buenas puedan estar contemplando el suplicio de un animal y verlo morir y lo disfruten, es algo que a los demás nos resulta chocante. Querrán mucho a sus hijos, padres y hasta el perro pero se regocijan en una terrible agonía. Es como si una parte de la compasión estuviera suprimida deliveradamente o no. Es lo que llamo yo psicopatía selectiva o empatía selectiva, si lo prefieres, unos entran en el círculo de nuestra compasión pero se excluyen a otros ignorando o despreciando su sufrimiento que puede ser igual o más que el de cualquier humano.
Todos somos un poco psicópatas selectivos o empáticos selectivos, es casi inevitable, pero cuanto más cerrado sea ese círculo de compasión y más excluyente se sea más cerca se está de esa psicopatía.
Lo de Hitler está muy manido. Le gustaban los perros pero no sabemos si eran tratados bien o mal, unos vídeos mostraban que los perros de Hitler eran excesivamente sumisos y estaban como aterrorizados ante su presencia lo que evidenciaba posible maltrato. Hitler tampoco era vegetariano como se suele decir por ahí, comía jamón y pescado y eso no es ser vegetariano.
En todo caso, si realmente fuera amante de los animales sería más bien una excepción porque se podría hacer una larguísima lista de tiranos o asesinos que maltrataban, torturaban y mataban animales desde Ivan el terrible, Vlad Tepes el empalador pasando por el carnicero de Milwakee o el vampiro de Sacramento. Es muy raro encontrar a una persona que no sea capaz de dañar a los animales y sí a las personas.
Y tienes razón los pollos sufren mucho, yo no los como, ni como ningún animal porque detesto el sufrimiento gratuito de cualquier ser, pero no estoy de acuerdo contigo que los toros esten preparados para lo que les espera, nadie puede estar preparado para que le claven puyas, lanzas, banderillas y espadas en los pulmones y otros órganos. De hecho, cuando después de 20 minutos el animal empieza a aprender como funciona la cosa, es cuando lo matan.
Un saludo.

Mabel G. dijo...

Querida Spooky, es que todo esto está tan arraigado en la sociedad, a través de sus hogares, medio ambiente, genética indiferente... que "miran sin ver y sin sentir"
Pero llegará el día en que muchos comprenderán (como ya han hecho miles de personas) cómo sufre el animal al que torturan para divertirse.
Un beso.

Bartolomé dijo...

A mí me parece que la que está largamente equivocada eres tú, Mabel. Y no por eso te insulto. A mí no me duele lo que tú digas de ellos, porque sé que es mentira; me molestaría lo que ellos pudieran sentir, eso sí.

Yo no hablo del sufrimiento de los animales cuando los matan, sino en general. Los toros viven mejor que cualquier animal durante 5 ó 6 años en los que gozan de muchos privilegios, luego durante 20 minutos sufren torturas indecibles, probablemente (caso inverso de los pollos, ¿te das cuenta?).

¿Quién dice que el ser humano terminará alimentándose de plantas? ¿Crees que los animales tienen derechos? ¿Crees que los animales serían capaces de seguir el principio de reciprocidad? ¿Le puedes ordenar a un tigre hambriento o una boa malhumorada que no te coma porque lo prohíbe la moral y las leyes? ¿Los animales podrían gozar de la incondicionalidad de sus derechos? ¿Será preferible la muerte de un humano antes que la de 2000 monos? ¿Si los animales tienen derechos, sería legítima la investigación con ellos para mejorar las condiciones de vida de su propia especie y de la especie humana? Si matar a los animales es (casi) tan abominable como matar a humanos; ¿Vamos a dejar caer todo el peso de la ley sobre el león cuando se coma a la gacela, como lo hacemos con los asesinos?

Lo que a los antitaurinos fastidia de la lidia de toros no es la muerte del toro, ni tan siquiera su martirio, sino que simplemente creen que esa pasión y muerte es en vano. ¿Quién determina lo que es necesario y lo que no? ¿Acaso comer pollo siquiera es necesario para la supervivencia? Si tu único argumento es que la matanza de toros es detestable, pues estamos mal, entonces tampoco se podrían permitir las investigaciones con células madres, los abortos, la selección de embriones etc ., porque habrá quienes lo considerarán detestable. No obstante, no hay sentimientos buenos ni malos, todos están condicionados.

Por último, para no hacerla larga tocando el punto del terrible antropocentrismo que llevas dentro, usa tu inteligencia: ¿te parece realmente sensato que la gente que va a las corridas, lo hace para presenciar dolor y tortura? ¿No sería más práctico o más económico acaso, ir al matadero o contratar a alguien para que le dé una paliza a un perro? Las generalizaciones son peligrosas y las que tú haces son a todas luces erradas. ¡Estás comulgando con aspas de molino, Mabel! Me sorprende que tus amigos antitaurinos no te hayan apuntado tal detalle.

Cuánta ideología mal fundada, Mabel… pero no te voy a insultar… mi padre, mi madre, 3 de mis abuelos, mi ex novia y otros amigos y familiares más son buenos; independientemente de lo que tú digas en tu mundo mejor.

Mabel G. dijo...

Bartolomé, el día que me respondas cómo te ves, como ser humano, frente a tanto sufrimiento de un inocente animal, ese día podremos seguir dialogando. Mientras tanto yo seguiré luchando por ellos a pesar de vosotros.

Pablo Rondeau dijo...

LA GRAN DIFERENCIA ENTRE TU Y MABEL ES QUE MIENTRAS TU TE DIVIERTES CON EL DOLOR DEL TORO ELLA LOS DEFIENDE Y TODAVIA LE DICES QUE ESTA EQUIVOCADA.

LA DIFERENCIA ES ENORME.

Bartolomé dijo...

Pablo: no te puedo responder porque ni siquiera te has dignado a leer mis comentarios.

Mabel: Has evadido descaradamente mis preguntas. Como dirían los argentinos: arrugaste. Sigues tercamente pretendiendo universalizar tus sentimientos de compasión, aunque éstos son completamente particulares y socialmente inducidos. ¡No eres capaz de ver lo que está frente a tus narices!

Ahora bien, voy a responder a tu pregunta: no me gustan las corridas de toros, el toro me da pena y me disgusta en líneas generales el sufrimiento animal. Pero yo no le puedo exigir a todos que sientan la misma pena. Yo no disfruto del arte del toreo, pero tal vez haya quien no disfrute de otro tipo de expresión artística que yo sí.

Deberías tratar de abrir tu mente, percatarte de que no es tan improbable como te crees encontrar taurinos buenos incluso excepcionales. ¡Te podrías perder de grandes amigos si sigues con ese prejuicio! Pero claro, debe ser un poco más difícil para ti en particular, ya que en Argentina no hay toros y seguramente no puedes imaginarte a tu padre o madre taurinos.

Y te digo algo más, aunque te suene contradictorio o falso, conozco taurinos que también sienten pena por el toro, que les repugna ver a un torero poco certero con el hierro de muerte; no obstante van, eso sí.

La personalidad de un taurino no es por regla general la de un psicópata (creo que los veganos están más cerca de ello). Defiende tu postura con más criterio, Mabel. Date cuenta que lo bueno y justo no es necesariamente lo que coincide contigo

Mabel G. dijo...

"Date cuenta que lo bueno y justo no es necesariamente lo que coincide contigo"

LO BUENO Y LO JUSTO ES LO QUE COINCIDE CON PERSONAS QUE CREEN EN LO BUENO Y LO JUSTO... que seguramente no estarás tú entre ellos.
NO TIENES ARGUMENTOS !
Todo lo que has escrito es completamente psicodélico y contradictorio.
Un consejo: ABRE TÚ LA MENTE Y EL CORAZÓN.

Bartolomé dijo...

Creo que ha llegado el momento de retirarme de aquí. Has evadido todas mis preguntas. Primero, bajo la excusa que esperabas que te dijera qué siento ante un toro que sufre. Ahora, sigues evadiendo mis preguntas. No rebates argumentos, sino que te cierras en tu posición que no es apoyada en la lógica. Pareces de esos creyentes que insisten en que Dios existe, ¡porque lo dice la biblia!, ¡Porque Dios es bueno!, ¡Porque es evidente! ¿Y cuando se les pregunta? Evaden. Lo peor es que tu posición no sólo es cerrada, sino incluso prepotente. Eso lo puede notar cualquiera. Quizá tus amigos te apoyen, pero cualquiera que se libre de subjetividades -incluso tú misma- puede darse cuenta de lo que digo. ¡Nada más hace falta leer los comentarios! ¿Qué más te puedo decir, Mabel? Si el "mundo mejor" va a ser así, prefiero ser loco, psicópata y malo, ESO SÍ.

soy... dijo...

Hay una confusión (¿o no?) permanente que leo en las defensas taurinas. No se por que puerta entra el tema alimentación. Una persona que ingiere carne, como yo, por ejemplo, no disfruta viendo matar por diversión a los animales. Así que no se si vale la pena entretenerse en ese punto.

Otra cosa bien curiosa, en mi opinión, es que apoyados en la defensa racional, obvian la parte emocional; las personas somos una combinación racional y emocional. Hablar de arte en un momento del debate, implica claramente que quien gusta de los toros va en busca de fuertes emociones, pero pretende ocultar esto cuando plantea razonamientos lógicos en su defensa.

"¿Quién determina lo que es necesario y lo que no?"

Esa frase es, desde mi punto de vista, el centro del debate: es absurda, pues sí hay procesos que determinan en determinados escenarios humanos, lo que es necesario y lo que no, pero no sólo eso, sino que también se determina lo que es suficiente.

Pero por hoy lo dejamos ahí, que el sueño me quiere gobernar.

Gracias.

Mabel G. dijo...

Gracias amigo Soy por tu coherente mensaje.
Un abrazo !

vivi dijo...

Hola a todos..pasaba por aqui antes de dormir y bueno...al grano. Los psicópatas no pueden empatizar ni sentir remordimientos, por eso interactúan con los demás como si fuesen cualquier otro objeto, los utilizan para conseguir sus objetivos, la satisfacción de sus propios intereses (Wikipedia). No necesariamente tienen que causar algún mal, pero si hacen algo en beneficio de alguien o de alguna causa aparentemente altruista es sólo por egoísmo, para su único y exclusivo beneficio, por ejemplo: el archicitadísimo amor de Hitler por los perros que en el fondo, fue simple egoismo ...me obedeces...eres fiel a mi...eres de raza (no he sabido que le gradaran los mestizos)... me haces sentir bien, por lo tanto te quiero y te protejo...amor condicionado al ego.. en este caso al ego de A.H.(información de un estudioso de la vida y obra del susodicho)

Otra cosa muy manoseada es que el toro de lidia tiene una vida regalada y en unos 20 o 30 minutos muere en manos de ya sabemos quien...entonces muere feliz pensando...no importa esto ha sido la nada misma al lado de la vida de rey que he tenido...Falso lo animales viven y procesan la realidad en tiempo presente, no tienen herramientas de apoyo en situaciones traumáticas...son como niños pequeños.

Lo difícilmente comprensible para mi (es que soy muy limitada)..es que existan personas que han posteado acá que les "da pena el toro" pero van a las corridas de igual manera ...ya sé que Bartolomé no posteará más , entonces pregunto al ciber espacio..No sientes remordimientos??...culpa ???? si no te afecta esta ambiguedad... OJO!!! que es un signo de psicopatía !!!

SOY tienes mucha razón...confusión es lo que prima en las defensas taurinas

El verdadero amor, la compasión, la búsqueda de justicia, no pide recompensa ya que no la necesita. El bienestar del ser amado es suficiente y es lo que expresa Mabel en su ciber construcción por un mundo mejor.

Saludos

Mabel G. dijo...

Vivi, agradezco enormemente tu mensaje. Yo por mi parte he dicidido no responder más a una persona encerrada en su "mundo taurino" y que bajo ningún concepto - al parecer - aceptará sus errores y sus culpas, aunque, sin bien es cierto, aceptó el sufrimiento del toro, pero como un detalle sin importancia.

Un abrazo Vivi.
...........................
"El toreo es el último escollo de una humanidad sin civilizar."Isidro Gomá y Tomás

Spooky dijo...

Bartolomé yo te respondo pero tienes que responder a esta pregunta: ¿Crees que los animales son inferiores a las personas? ¿Por qué? El antropocentrismo se basa en que el humano se ha colocado (a sí mismo, claro) en el pedestal de la creación y eso le da derecho a explotar al resto de las especies en vez de considerarse a sí mismo una especie más.
Esa frase manida que me han repetido mil veces y que la gente repite sin pensar como salida de la boca por un resorte: "primero las personas y luego los animales", es curioso que el que la dice es una persona, lo que a mi me indica que en el fondo está diciendo "primero voy yo, luego yo y más tarde yo", hay un gran egoísmo solapado.
También antes se mofaban de los derechos de los negros y de las mujeres (muchos aún lo hacen). Yo sólo veo que el que tiene el poder tiene la razón, el que puede pisotear, pisotea, hay en la humanidad especista y antropocéntrica una tremenda falta de generosidad que escalofría.
Dices que si tendríamos que llevar a la cárcel a los leones por matar gacelas. ¿Acaso el león puede elegir? tiene que sobrevivir, no tiene elección, además no tiene la inteligencia, ni la capacidad de entender la diferencia entre el bien y el mal que tiene un ser humano.
El que va a una corrida de toros o come pollo lo hacen porque le da la gana no porque deban sobrevivir, simplemente se cree un ser superior al animal que torturan y matan nada más. Le da igual que sufran, que quieran vivir como cualquier otro ser, les separa la barrera de la especie "no eres como yo, eres inferior" y esa es la única excusa.

Tus padres, abuelos y ex-novia serán muy buenos, pero desde luego no con los toros.
Saludos

Mabel G. dijo...

Un mensaje muy directo, Spooky. Espero que algún día, estas personas que se piensan buenas, primero definan qué significa "bueno" y luego se autoanalicen a ver si se lo pueden adjudicar.
Un beso amiga !

Mabel G. dijo...

para alguno que todavía crea fehacientemente que los toros no sufren PORQUE FUERON CREADOS PARA LIDIAR, esto le abrirá la mente:

AQUI

Bartolomé dijo...

Hola. Estoy por acá de nuevo. No esperen que vuelva seguido, pues las conversaciones en las que doy argumentos y recibo credos, no me estimulan mucho. A lo mejor regreso en 3 semanas para ver si obtuve respuestas.

A Soy le diría que entra el tema de la alimentación, por lo mismo que es difícil establecer qué es necesario. Mabel dice que el humano algún día se alimentará de vegetales y Spooky parece que ya lo hace. Una corrida de toros puede ser tan caprichosa como comer pollo, eso depende de tus vivencias. ¿La gente “disfruta ver matar animales por diversión”? Si la muerte es lo interesante, Soy, ¿por qué los taurinos no van al matadero? Ahí no pagarían una entrada tan cara (es la segunda vez que lo pregunto). Hablas de las emociones. Pues las emociones son socialmente adquiridas. No existen emociones buenas, ni malas y pretender universalizar las emociones propias, es un tanto irracional ¿no crees? Por último, Soy, ¿qué procesos determinan qué es lo necesario? ¿Por qué torturar animales para realizar investigaciones o comer y no con fines estéticos? ¿Cuál de las tres opciones es más caprichosa?

A Vivi solo me provoca contestarle a una de las cuestiones: ¿Por qué crees que todo es blanco o negro? ¿No conoces el gris? Dices que eres muy limitada. ¡Bueno! Al menos tienes la capacidad para notarlo. ¿Crees que los masoquistas no pueden sentir placer cuando les pegan? (oh, por favor, no creas que son psicópatas ni que son pervertidos). Pongo el ejemplo, porque imagino que jugarán con él. ¿Los deportistas crees que no sienten pena por no poder salir de parranda? ¿El aficionado a los toros, que disfruta de los pases del torero, del capote y la muleta, no podrá sentir tristeza al ver a un puntillero poco certero? Su capacidad de abstracción es increíble.

Y por supuesto, mi querido Spooky. ¡Queriéndote parecer a los animales te haces tan diferente a ellos! Dices que los animales no tienen mucha inteligencia, ni capacidad de entendimiento, ni posibilidad de elección y preguntas si los considero inferiores a los humanos. ¿Qué significa “inferior” para ti? Yo creo que si a una criatura que no es capaz de alargar su esperanza de vida, que ha sido doblegada por la especie humana, que no puede ofrecer reciprocidad en el trato y que no tiene actividad psíquica consciente; no le podemos llamar infrahumana: pues estamos jodidos. Por otro lado, precisamente porque el león no puede ofrecer reciprocidad, no tiene sentido otorgarle derechos. Los humanos reprimimos nuestros instintos en atención a un orden moral. Y esa represión en forma de leyes y normas, que soportamos para alejar la amenaza de la muerte violenta, es desconocida por la conciencia animal. Por tanto, ningún animal va a reprimir sus instintos para posibilitar un pacto moral. Ahora bien, los derechos son incondicionales, y si queremos otorgar derechos a los animales, jamás podríamos investigar con ellos y mucho menos comerlos o matarlos. Aunque claro, no les podríamos exigir que ellos no nos maten. El verdadero antropocentrismo, creo yo, es el del que quiere hacer padecer a los animales del “malestar de la cultura”. Cierro con una pregunta: Si tuvieras que elegir entre salvar la vida de 2mil monos y la de 1 humano, ¿qué harías?

Spooky dijo...

Bartolomé no me has entendido. No considero a los animales inferiores a los humanos, son perfectos tal cual son, pero no pueden competir con los seres humanos en inteligencia porque un pobre toro no ve que el trapo rojo que le ponen delante es sólo un señuelo que pone el toricida para engañar al animal, para cuando el pobre se da cuenta, es demasiado tarde y es cuando lo matan, ningún león puede competir con las armas de fuego de un cazador y por muy temibles que sean sus colmillos, etc. No es que sean tontos, no pienso eso, es que el humano tiene un cerebro más desarrollado y se aprovecha de eso.
Los animales no pueden tener moral porque no pueden comprender ciertas cosas como el daño que ocasionan cuando matan, por ejemplo, como no puede comprenderlo un niño de tres años que matara a un bebé ¿Se le debería meter en la cárcel? Yo creo que no.
Y mejor que no me hagas elegir entre humanos y animales porque últimamente estoy bastante cabreada con la humanidad y no quiero escandalizar a nadie, mejor te contesto en otra ocasión.